domingo, 24 de marzo de 2013

Valentino A/W 2013-14

A diferencia de Moschino esta colección de Valentino es la perfecta linea preppy sin abusar de los cliches del género, pero a su vez agregándole nuevos elementos y mezclándolos con otros que quizás a simple vista parecerían incompatibles. El uso del clásico vestido en "A" con puños y cuellos que te recuerdan al guardarropa en los 90's de las chicas de Clueless, cortes en la cintura que acentúan la figura y favorecen a cualquier tipo de cuerpo, brocados barrocos, prints florales, encajes románticos y  femineidad por montones, porque si hay alguien que puede hacerte sentir bella pero elegante, inocente pero sexy y sobretodo mujer es el Señor Valentino con sus creaciones. Lo mejor de esta colección son los zapatos, las Mary Janes son divinas, un refuerzo extra al concepto de femineidad y que complementa perfectamente los looks.

Este es mi look favorito de la colección, adoro el efecto que produce la transparencia en el pecho que da la ilusión que el vestido esta separado de la pieza de los hombros, un little black dress con un giro girly/preppy.


Más vestiditos negros con puños o cuellos brocados.


Jamas pense que el cuero podia verse tan "inocente", y que los godets (como los del vestido gris) pudieran verse juveniles en un outfit.


Me gustaron muchos estos looks con telas que parecen porcelanas chinas, un pequeño toque oriental pero manteniendo la linea de la colección.


Una adición un tanto extraña son los bordes redondeados o scallops, que al igual que en el caso anterior  son un toque distinto en las piezas pero no las hace perder la esencia de la colección.


Los estampados florales o tipo brocado barroco me recordaron a los de las prendas de la colección Fall/Winter 2012 de Dolce & Gabbana, aunque personalmente lo primero que se me vino a la mente fue el infame Valentino que uso Adele en los Grammys de este año y que la hicieron ver como una otomana.


Por último también hubo unos toques de piel, lana y delicados encajes bordados. Puedo ver claramente a Florence Welch usando el último vestido en cualquier Red Carpet y luciendo hermosa como siempre.


Esta es una colección llena de mucha gracia pero lo mejor de ella es la mezcla de elementos tan disímiles unos de otros y sin embargo manteniendo una linealidad perfecta e irrevocable que desencadena espléndidamente en piezas que pueden ser usadas por cualquier mujer independientemente de su estilo o talla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario